Historia Oculta

COMUNIDADES V/S SOCIEDADES

"La Historia es una construcción política, no tiene como meta la verdad. Lo vuelvo a decir, tiene como meta suscitar, en quienes estudian la Historia, ideas útiles al poder constituido, nada más. La Historia es una manipulación del principio al final, pero se puede reconstruir una Historia más verdadera"

Félix Rodrigo Mora 
Historiador Español




Una Historia inofensiva para el orden mundial actual y por lo tanto, estudiada con mayor libertad y muy documentada, es la Historia del Judeocristianismo. Es ampliamente sabido, por ejemplo, que los libros del antiguo testamento narran efectivamente parte de esa Historia y es sabido también que esa Historia fue profundamente manipulada en su narración al pueblo Hebreo, utilizando precisamente los textos considerados sagrados por esta cultura. Para quién desconozca estos hechos, les recomiendo lean "Mentiras fundamentales de la Iglesia Católica" del escritor español Pepe Rodríguez.

El mecanismo de manipulación de la Historia era bastante sencillo en su base, consiste en "actualizar" documentos antiguos añadiendoles datos nuevos e interpretaciones nuevas dependiendo de los intereses que tenían los dirigentes de aquella nación de Israel, vale decir, cambiar la narrativa de la Historia no en función de la verdad, sino del interés de una élite dirigente.

¿Pasará eso aún hoy con nuestra Historia reciente?, ¿Es posible que la interpretación de la Historia que nos cuentan los académicos responda a intereses políticos más que a realidades de facto?. Veamos:


A la invasión y destrucción de la Nación Mapuche le llamamos, Pacificación de la Araucanía; A la invasión y genocidio español en América le llamamos, Descubrimiento y Conquista de América; Al siglo que daría como fruto el nefasto orden mundial actual le llamamos, Siglo de las Luces o Ilustración, en donde gracias a la "razón" se impone desde los círculos intelectuales un modelo de organización gregaria, un paradigma científico sin sentido (ver mi otro blog) y una concepción del progreso que hace agua, que es lo que analizaremos en este artículo. 


Historia no Oficial

El ser humano es un animal gregario, vale decir, es un animal que desarrolla su vida en relación con otros animales de su misma especie e incluso, en casos relativamente excepcionales, con otras especies también gregarias (Chimpancés, felinos, cánidos, etc.). 
Esa información es de público conocimiento, la enseñan hasta en el colegio y la podemos observar cotidianamente. Lo que no es de público conocimiento, lo que lejos de enseñar se oculta, lo que nadie debate, ni siquiera los supuestos grandes intelectuales de esta y otras épocas, es que hay diversas formas de organización gregaria.

A lo largo de nuestra historia como especie hemos generado dos formas básicas de convivencia gregaria; la COMUNIDAD y la SOCIEDAD, siendo esta última relativamente tardía si consideramos la Historia completa de la especie y no sólo lo que considera el historicismo tradicional. Pero esto no lo van a encontrar en ningún texto de ningún libro porque ha sido desterrado incluso de la posibilidad de ser una cuestión sobre la que se pueda hacer algún análisis, es herejía pura.

Origen de la Sociedad.


Muchas veces nos han hecho creer (a veces porque ell@s mismo han creído) que los problemas, los conflictos y desigualdades del mundo, tienen sus raíces en un modelo Económico, en una desigualdad de género o en un sistema de gobierno, sin embargo me parece que los conflictos y desigualdades tienen raíces más profundas y estos ismos (Comunismo, Neoliberalismo, Machismo, Feminismo, etc.) que vemos como causas, o soluciones para algún@s, en realidad son manifestaciones superficiales de tensiones más profundas. Tensiones que se dan entre dos modelos de organización gregaria.

Para entender esto planteo dos modelos de organización gregaria, modelos que acá son explicados como ideales para efectos de su descripción aunque, en la realidad, es evidente que rara vez observamos Comunidades o Sociedades ideales. Las características que los distinguen son, básicamente 4:

1. Estructura
2. Paradigma fundamental
3. Comportamiento gregario
4. Regulación de la convivencia.

Estructura Social: Las Sociedades tiene una estructura piramidal, vale decir, están organizadas de manera tal que las bases sostengan, sirvan y obedezcan a las cúpulas, a las capas progresivamente superiores en la jerarquía establecida, jerarquía que se establece ya sea en función de roles, instituciones, linajes, castas, clases, etc.

Estructura Comunitaria: Las Comunidades tienen una estructura horizontal, vale decir, están organizadas de manera tal que no hay ni roles ni individuos ni linajes ni instituciones fijas, que estén por sobre otros roles, individuos o instituciones. Solamente el colectivo está (si se quiere leer así en una primera aproximación al entendimiento de este concepto) por sobre el individuo que, en estricto rigor, no se concibe identitariamente sin el grupo (eso es lo que significa, en todo caso, ser un animal gregario). Esto lo entienden mucho mejor las culturas Sudafricanas Zulú y Xhosa y lo expresan con el concepto Ubuntu.

Paradigma fundamental de las Sociedades: Las Sociedades están fundadas sobre la idea de que la competencia es el comportamiento natural del ser humano, por lo tanto, los individuos que sostienen la Sociedad como forma de organización gregaria, no ven en la competencia y en la instrumentalización de los demás y de la naturaleza (entendida como recurso natural) ningún conflicto ético. Para ellos la supervivencia del más apto y la lucha constante es lo que ha permitido que nuestra especie avance y el "premio" para aquellos más "aptos" está en ocupar los lugares de mando, los roles más importantes.

Paradigma fundamental de las Comunidades: Para los individuos de una Comunidad la idea, la concepción de la naturaleza que funda su vida es la cooperación (co-operación), el apoyo mutuo y el colectivismo, el individuo se entiende como tal sólo en cuanto pertenece a una unidad orgánica mayor con la que se identifica. No hay instrumentalización precisamente porque el otro no aparece como un otro frente al que se requiera competir para validarse, sino como otros que nos complementan en la con-vivencia y es en esa con-vivencia en la que nos legitimamos colectivamente. Esto no es una idea romántica, sino que está profundamente marcado en nuestra biología y en nuestra psicología más pura. La evolución de hecho, no se debe a la supervivencia del más apto, como nos han hecho creer, sino que se debe a la Integración de Sistemas Complejos, a lo que Lynn Margulis llama Simbiogensis. Tanto es así que aún con todo lo exacerbado del individuo, del yo como sujeto histórico por sobre el grupo, por sobre el nosotros (exacerbación impulsada y desarrollada por la ideología liberal moderna), el marketing apela a esta tendencia natural a buscar-crear nuestra Comunidad y pretende entonces conseguir que el individuo se identifique con una marca, de manera tal que se sienta parte de una “comunidad” falsa. Hace tiempo que, por ejemplo, Coca Cola no vende una bebida, vende el estilo de vida que supuestamente implica ser parte de los consumidores de esta gaseosa.

Comportamiento gregario en la Sociedad: El comportamiento de los individuos dentro de una Sociedad es predominantemente Posesivo, debido a que la valoración, el estatus, la posición dentro de la pirámide social, depende de las posesiones que cada individuo tenga bajo su dominio. En la actualidad esto resulta más evidente que nunca con las posesiones materiales, la propiedad privada, sin embargo desde que el Patriarcado comienza su etapa expansiva la posesión, como medida del estatus, ha estado presente. Precisamente es el Patrimonio del señor Patriarca la principal excusa para sostener al Patriarcado. Pero no sólo cosas materiales busca poseer el individuo en una Sociedad, sino que busca poseer también los afectos, los sentimientos, el conocimiento, la construcción de realidades posibles, los discursos, etc.

Comportamiento gregario en la Comunidad: El comportamiento de los individuos que se constituyen como Comunidad es siempre expansivo, es de derramamiento y encuentro en la convivencia con los otros. Si llega a haber algún tipo de liderazgo (no confundir nunca con jerarquía) éste se alcanza en virtud de la abundancia que una persona es capaz de compartir, de derramar hacia los demás en la con-vivencia. En una Comunidad ideal, en todo caso, no son cosas materiales las que los individuos entregan al estilo de quien da algo de su propiedad para los demás, en estas orgánicas grupales no hay propiedad privada, sólo ámbito privado, espacios de privacidad (espacios físicos, emocionales, intelectuales trascendentales si quieres también), lo que la comunidad produce tanto como bienes materiales o descubrimientos tecnológicos e incluso ideas, pueden emerger o cristalizar en un individuo, pero nunca es entendido esto como una propiedad del individuo. Lo que entrega, lo que derrama, con lo que se expande el individuo hacia los demás entonces, es con sus cualidades personales, sus creaciones materiales, sus emociones, sus sentimientos, su corporalidad y todo aquello que cristaliza en él como individuo y que surge en la trama de interacciones grupales y con el entorno vivo.

Regulación de las Sociedades: Las relaciones de todo tipo en una sociedad, ya sean humanas, laborales, relaciones entre instituciones, castas, clases o linajes, se regulan principal y primordialmente por Ley, ya sea está una Ley de carácter Divino o estrictamente Jurídica y laica. Toda Ley de hecho, surge primero como Ley divina, como palabra de Dios, como orden revelada. Esto asegura y fija la jerarquía que sustenta el orden Social.

Regulación de las Comunidades: Las Comunidades, si bien pueden llegar a establecer algún acuerdo escrito con otra Comunidad, no necesitan de ninguna Ley para regular sus relaciones ni los roles y funciones más o menos flexibles que operan internamente. Las Comunidades se regulan por la Sexualidad, entendiendo a ésta no como la mera cópula, sino como el sistema que regula de forma natural y anárquica, todo sistema vivo y la expansión de la corporalidad de cada organismo autopoietico. Este, que a primera vista parece un punto controversial y polémico, en realidad está firmemente respaldado por evidencias concretas y abrumadoras. Para señalar un solo ejemplo, les pediría que reflexionaran en torno a cómo se organiza y como se autorregula el operar de una colmena, ¿hay acaso alguna Ley escrita, un manual que deban aprender y seguir las abejas para organizarse? ¿cómo creen que se organizaban los grupos humanos antes de la imposición de las Leyes?.

Una vez estudiadas estas características podemos observar el origen de la Sociedad, origen que tiene lugar con lo que conocemos como Patriarcado. 

El Patriarcado es el proceso histórico-cultural que surge quebrando las Comunidades agrícolas del Neolítico mediante el dominio y la invasión, las personas son separadas unas de las otras en un proceso de jerarquización que estratifica e instala la Sociedad, reorganizando el hábitat-territorio, imponiendo determinadas estructuras y roles fijos; tú aquí, tú allá, tú haces esto y tú haces lo otro, siempre en función del poder y en beneficio de unos pocos. Se violenta el acceso a la tierra y a todo medio de producción, ahora ello forma parte del patrimonio del señor Patriarca (hoy Banqueros) que, de esa manera, amplía la unidad productiva creando una unidad reproductiva derivada, un colectivo de personas-objeto instrumentalizadas por un sistema en el que se normaliza el trabajo y la producción ya no en función de las necesidades reales que requiere el ser humano para sostener la vida y la expansión de la vida, sino que se trabaja y se produce para el Patriarca. Comienza así la época de la SOCIEDAD, donde la gente se relaciona en la instrumentalización del otro, en la competencia y mediante mecanismos de poder, de poder principalmente militar, religioso y legal; invasiones, revelaciones, leyes, acuerdos, tratados, etc., es decir, como “SOCIOS” (como personas que siguen a otros) y ya no más como miembros de comunidad, comuneros o comunarios. Este proceso se reinicia, como fenómenos global y luego de la caída del Imperio Romano, desde el Renacimiento en adelante, pero también se ha vivido en otras épocas con el desarrollo de otros Imperios. Ahora, si entendemos al Estado como lo que realmente es, una Institución Social que jerarquiza las relaciones humanas, veremos por último que esta nueva expansión del poder social Patriarcal que da origen al Estado moderno, surge de lleno a fines del siglo XVII.

Consecuencias de la vida en Sociedad

Los efectos de vivir en una estructura gregaria piramidal (SOCIEDAD) son muchísimos, todos ellos nefastos para nuestra especie como veremos a lo largo de este artículo.

En una SOCIEDAD no existe el individuo, sólo existe la masa, la notoriedad que alcance y la influencia que pueda tener un actor dentro de la Sociedad, ya sea este persona natural o jurídica (una Corporación), es siempre artificial, basada en etiquetas (nombres, cargos, profesiones, oficios o características falsas impuestas por la publicidad). Vale decir, la forma de existir, de ser visto, de ser reconocido dentro de la Sociedad es a partir de una máscara, de un personaje (eso significa originalmente la palabra persona), de una representación más o menos tergiversada de lo que el individuo efectivamente es. 
Para la Sociedad yo me presento como Filósofo, por ejemplo, sin embargo dentro de mi espacio Comunitario (mi familia, mis amigos) no son necesarias ni útiles tales etiquetas, ya que conocen las complejidades que hacen de mi un individuo, la relación con ellos es directa e igualitaria, horizontal y cooperativa.

Una vez que entiendes que la Estructura de una Sociedad es siempre piramidal, entiendes que es, por lo tanto, intrínsecamente competitiva. Todos compiten por ascender en la Sociedad, alcanzar las capas más altas de la pirámide, a ello le llamamos, "Movilidad Social" y se considera de por sí virtuoso que se dé, que sea posible dicha competencia. La gran mayoría cae en ese juego porque si no compite, si no es mejor que el otro, si está en el nivel más bajo de la sociedad, simplemente no existe, la influencia que tiene en el entorno es virtualmente nula.
.  
Estar en las capas más altas de la Sociedad significa alcanzar una posición dominante e implica no sólo la concentración de las riquezas sino, además, sitúarse en un escenario desde el cual hegemonizar todo; el conocimiento, las visiones de la Humanidad, los paradigmas, los discursos, los modelos económicos, la Historia, la educación, todo.
Se pueden tener modelos de Sociedad en donde la brecha entre las capas superiores y las inferiores sea menor, pero nunca, jamás, se podrá ni se ha podido tener una Sociedad justa e igualitaria. La sola frase "Sociedad justa e igualitaria", encierra una contradicción fundamental en los términos, porque todas las Sociedades son estructuralmente injustas y desiguales. 

Por otro lado, una COMUNIDAD, como la misma palabra evoca, es una Comun-unidad, vale decir es un grupo de individuos unidos en un proyecto común. Este vínculo se establece en condiciones de equivalencia, como ya explicaba, en relaciones horizontales, por tanto surgen de un acto totalmente libre y voluntario, no hay jerarquías sólo legítimas diferencias que aportan a la riqueza de la Comunidad en relaciones de apoyo mutuo y cooperación.
Las únicas instancias en las que existe una cierta jerarquía, es cuando se realiza alguna actividad específica que requiere una coordinación no espontanea de la Comunidad. Por ejemplo, si la Comunidad toma la decisión de levantar un puente para cruzar un río. En esas ocasiones puede haber una jerarquía temporal sin que ello transforme a la Comunidad en Sociedad puesto que no es una instancia decisoria ni deliberativa, sino meramente operativa en la cual se "obedece", la voz de aquel que tiene mayores conocimientos sobre cómo construir un puente y su cargo "dirigente" (pues él o ella dirige sólo la construcción del puente) es momentáneo, su poder decisorio es acotado y basado en su conocimiento, no en su línea sanguínea, poder económico o representación soberana como lo es en una Sociedad. Vale decir, se entienden como roles y, en ningún caso, un individuo queda reducido a su rol especifico, precisamente porque además, no cumple un sólo y especifico rol, eso fue impuesto por la Sociedad como describí en el artículo anterior, precisamente para desarticular a la Comunidad (Fin del Pensamiento critico), además lo que se busca es la mejoría de las condiciones de vida de la comunidad no de un grupo minoritario o élite.


En este contexto una forma sencilla de reconocer la diferencia entre una Sociedad y una Comunidad es, observando las condiciones de vida entre los diversos actores. En una Comunidad las condiciones económicas, por ejemplo, son igualitarias porque el resultado del esfuerzo comunitarios es de todos y para todos los miembros de la Comunidad, existen ámbitos privados y personales, pero no hay propiedad privada. Mientras que la Sociedad instrumentaliza  a los individuos y a los grupos en favor de una élite, se privatiza la producción, se transforma a los seres humanos en Unidades productivas derivadas que trabajan para un otro, no para la comunidad. Por ello es que en una Sociedad siempre han existido y siempre existirán pequeñas zonas en las que se concentra el poder y la riqueza, y grandes zonas de enorme pobreza con múltiples carencias. Unas clases trabajan para otra, para el Rey, para el Sacerdote, para el Estado, para el Empresario, para la Banca.
El individuo y su poder productivo es usado en beneficio de otro y otros individuos, fenómeno que Marx describe muy bien cuando habla de Plusvalía..

Desde este punto de vista, Marx se equivoca sin embargo, cuando habla de una lucha de clases, pues en rigor la única lucha histórica, las fuerzas fundamentales que se encuentran en tensión dentro del quehacer de la Humanidad, son las que surgen entre la imposición de un modelo de organización gregaria Social y el retorno a una convivencia gregaria Comunitaria.

Bases Biológicas

Largo y tedioso resulta leer al montón de intelectuales pasados a naftalina que nos hablan de la naturaleza egoísta del ser humano. Thomas Hobbes, por ejemplo, quien planteaba esta idea del ser humano egoísta en competencia permanente contra los demás seres humanos, es aún citado como referente válido para justificar la necesidad de imponer un orden jerárquico, pero este personaje rancio de una Historia aún más rancia, planteó sus ideas sin ningún fundamente empírico y sus delirios son tomados en cuenta únicamente porque resultan favorables a una élite que necesita justificar sus privilegios.

Lo cierto es que nada está determinado y la naturaleza del ser humano no se puede observar sin considerar el contexto en el que se desarrolla, por eso esas formulas simplonas no funcionan.





Humberto Maturana y Sima Nisis en su libro "Formación humana y capacitación" nos dicen básicamente que el ser humano surgió, como especie, precisamente gracias al predominio de una conducta cooperativa por sobre una conducta competitiva.

"Nuestras conductas de compartir es modulada culturalmente, pero tenemos la biología de animales que comparten...pertenecemos a una historia de conservación del compartir como una manera de vivir que ha guiado el devenir de nuestra biología.". Humberto Maturana y Sima Nisis.
También nos dicen que el lenguaje surgió precisamente gracias al predominio, en nuestra conducta, de la cooperación por sobre la competencia, que nuestra propia especie definió su existencia y progreso precisamente gracias a la convivencia Comunitaria.

Muchos otros estudios confirman que el ser humano es un animal gregario comunitario, entendiendo el concepto de Comunitario como acá se ha desarrollado. Un comportamiento agresivo, competitivo y violento es más bien una reacción de supervivencia en función de las carencias presentes en el desarrollo que la naturaleza tiene prevista para nuestra especie. Los trabajos de James W. Prescott y su equipo, por citar otra ejemplo, demuestran que la violencia es un fenómeno cultural, no natural, vale decir, es una respuesta de supervivencia que emerge como resultado de un conjunto de carencias y abusos en el desarrollo fetal, en el parto y en la crianza, estos estudios están ampliamente confirmados por los trabajos de John BowlbyNils BergmanSue Gerhardt, etc, etc, etc.


¿Cómo es posible entonces que estemos viviendo ahora en un modelo de organización gregaria que, estructuralmente, valida la competencia como la virtud por excelencia, si en nuestra propia naturaleza predomina la cooperación?.


Esto fue y es posible de la única forma en que resulta posible, vale decir, por la fuerza. Cuando permitimos que un pequeño grupo tome el control y someta a otro grupo humano. Por eso el control está en pocas manos y no perduraría mucho tiempo tal modelo gregario de no mediar un control permanente de todas las etapas del desarrollo humano, desde el parto hasta el rito de la muerte. Yo sostengo incluso que no durará mucho tiempo, si lo medimos en la escala de tiempo de nuestra Historia biológica, porque es insostenible. Por eso, entre miles de otras cosas, la Democracia es una fachada, el conocimiento se institucionaliza (para controlar los paradigmas dominantes), se manipula la Historia y se privatiza la tierra. Por eso fueron y son necesarias tantas armas, tanto miedo, tantas mentiras, es la única forma de sostener un modelo de vida competitivo frente a seres que son principal y mayoritariamente cooperadores.


El que seres cooperadores vivan como si su naturaleza estuviera dada vuelta y fuéramos más competitivos que cooperadores, es uno de los factores más importantes a la hora de detectar las causas de las enfermedades de toda índole; los suicidios, las violaciones, los asaltos, las depresiones, la violencia cotidiana. Todo eso se explica en gran parte porque hay una violencia estructural que ataca nuestra propia naturaleza, las bases del verdadero progreso de nuestra especie..


La Humanidad, desde mi punto de vista, se encuentra precisamente en el tránsito hacia una nueva etapa de predominio de la Comunidad (no del Comunismo Histórico, que es otra cosa) por sobre un modelo gregario Social. Este proceso surge precisamente del agotamiento de las estructuras de convivencia Social y del extremo obsceno al que se ha llegado con este modelo.
Ahora, no todo el mundo se dará cuenta de esto y volverá a vivir en Comunidad y eso sucederá en gran medida porque se desconoce la dicotomía entre Sociedad y Comunidad que estoy planteando. Incluso en los círculos intelectuales más preparados se desconoce tal tensión entre Comunidad y Sociedad y se cree, ingenuamente, que la única forma de convivencia gregaria del ser humano es la Sociedad, hasta el punto en que tenemos Sociología pero no Comunología.


Comentarios

  1. Muy buen artículo, explícitas cosas que intuía hace mucho tiempo, pero de manera subconciente... Ahora me surge la pregunta: Sin política, y en una organización horizontal ¿cómo sería la toma de decisiones? ¿y acerca de los litigios?

    ResponderEliminar
  2. En nuestra Sociedad las decisiones se toman en función del poder, no de la razón y los argumentos. En una Comunidad de unas 1000 personas, propongo que las decisiones se tomen por consenso total, vale decir, cuando todos estén de acuerdo. Si se requiere resolver un problema cualquiera, habrá una instancia deliberativa en la que participan todos entregando argumentos y luego una instancia decisoria en la que se escoja una de las soluciones surgidas en la etapa deliberativa votando por una solución y volviéndose a una instancia deliberativa cuando los que no están de acuerdo entreguen sus argumentos para discrepar. No habrían litigios puesto que no habría ley, ni tribunal ni nada de eso. Esto no va a funcionar a la perfección de inmediato pero es una práctica que deberíamos realizar precisamente para tomar decisiones en base a argumentos y no a relaciones de poder, en donde se generan divisiones constantemente y luchas por el poder, por el control de la mayoría como sucede ahora. Imagina que en Chile es muy probable que vuelva a ganar la concertacion pero no porque vayan a hacer un buen gobierno sino porque el candidato que van a llevar, usa falda y habla suavecito per argumentos, no hay ninguno.

    ResponderEliminar
  3. Tu artículo es enriquecedor e inspirador. Pienso que el sistema siempre va a responsabilizar al individuo y en este recaerán las sanciones, condenas, tratamientos psiquiátricos y demás "soluciones", argumentando como justificación la existencia de un "problema o incapacidad" del individuo para adaptarse a la sociedad. Y se nos adoctrina con la idea de que el sistema (sociedad) nunca va a estar mal, a este no se le debe cuestionar ni mucho menos pensar en cambiarlo.
    En la parte de Regulación de las comunidades, cuando mencionas que "las personas son separadas unas de las otras en un proceso de jerarquización que estratifica e instala la Sociedad, reorganizando el hábitat-territorio, imponiendo determinadas estructuras y roles fijos", inmediatamente me llegó a la mente algo que he estado analizando: La Familia es la principal institución del sistema (sociedad). Es su unidad básica y funcional. ¿Qué opinas al respecto?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La Estructura de Control Mundial (parte I)

Muerte de Bin Laden

Desastre nuclear (En Chile?)